Mascarilla 125ml

80,45 €

Gastos de envío gratis
de 5
Aún no hay comentarios. ¡Sé el/la primer@ en opinar!

Tamaño grande: 125ml

Nos encontramos, sin duda, ante uno de los productos más completos, complejos y antiedad que tenemos en Clementine, y lo es gracias a su composición tan sumamente rica  en arcillas y extractos vegetales como el de saúco,  tomillo, margarita o (por supuesto) bambú, lo que hace que su efecto sobre la piel sea espectacular: desintoxica, absorbe impurezas, regula la secreción sebácea, oxigena, afina el poro, reafirma los tejidos, mitiga las manchas, armoniza y alisa la piel; y todo esto ella solita, por eso es uno de esos productos que adoran quienes  buscan un tratamiento integral y eficaz sobre los signos de la edad y sobre todo, desean una piel saludable.

Ampliar información del producto

Disponible

Ver lista de deseos

Descripción

Tamaño grande: 125ml

Nos encontramos, sin duda, ante uno de los productos más completos, complejos y antiedad que tenemos en Clementine, y lo es gracias a su composición tan sumamente rica  en arcillas y extractos vegetales como el de saúco,  tomillo, margarita o (por supuesto) bambú, lo que hace que su efecto sobre la piel sea espectacular:

  • Reafirma la piel gracias a la sinergia de los extractos de bambú y los fitoactivos de su composición, manteniéndola tersa y sana, hidratada, relajada y rica en vitaminas, oligoelementos y aminoácidos.
  • Limpia en profundidad gracias a su alto contenido en ácidos grasos insaturados, que hacen que se elimine el exceso de grasa sin irritar la piel.
  • Suaviza el cutis, afina el poro y mitiga las manchas.
  • Depura la piel, haciendo un efecto “desatascador” de la suciedad profunda, y “abriéndola” para eliminar impurezas y células muertas.

Todo esto lo hace ella solita, por eso es uno de esos productos que adoran quienes buscan un tratamiento integral y eficaz sobre los signos de la edad y sobre todo, desean una piel saludable.

Los fabulosos ingredientes que hacen que de esta mascarilla un producto sin igual son los siguientes:

  • El caolín es una arcilla desintoxicante.
  • El extracto de tomillo es descongestionante.
  • Los extractos de espliego y bellis tienen propiedades calmantes y desestresantes.
  • El melioto y el saúco mitigan las manchas cutáneas homogeneizando el color.
  • El aceite de jojoba es un gran regulador del sebo, tanto en pieles secas como en pieles grasas.
  • Todo lo anterior trabaja en perfecta sinergia con los extractos de yemas y médula de bambú, que aportan aminoácidos, vitaminas y oligoelementos como el silicio, que fortalece los tejidos y les confiere flexibilidad.
  • Potenciado todo ello con las acciones de los aceites esenciales encaminadas a favorecer la circulación periférica, oxigenar y corregir problemas externos de la piel.

Ingredientes

Aqua, Kaolin, Lavandula latifolia herb extract and Helianthus annuus seed oil, Styrax benzoin resin extract, Lecithin, Hectorite, Bellis perennis flower extract, Melilotus officinalis extract, Sambucus nigra flower extract, Thymus vulgaris flower/leaf extract, Phyllostachys viridis, Bambusa arundinacea stem extract, Sorbic acid, Simmondsia chinensis seed oil, Parfum, Lactic acid, Limonene*.

*naturalmente presente en los aceites esenciales

Cuenta con la certificación BIO avalada por CPAEN (Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Navarra).

¿Para quién?¿Cómo usarla?

Esta mascarilla es ideal para todo tipo de pieles y para cubrir diferentes necesidades:

  • Piel seca, mixta o grasa, y sensible.
  • Para complementar cualquier tratamiento antiedad (firmeza y manchas)
  • Impurezas, acné, puntos negros, poros dilatados.

FORMA DE USO

AGÍTALA (muy bien) SIEMPRE antes de usar. Especialmente la primera vez que la uses.

Elige un momento tranquilo para aplicarla y… disfruta de ella.

La mascarilla de Dulkamara es tan potente, que podemos aplicarla de 2 maneras diferentes para realizar un tratamiento específico en función de nuestra necesidad:

  • EN CAPA (De esta manera realizamos una poderosa acción limpiadora y desintoxicante):
    • Extiende la mascarilla con un pincel o con los dedos, de forma uniforme, sobre rostro, cuello y escote, evitando el contorno de los ojos. La capa tendrá que ser más fina cuanto más fina y sensible sea tu piel.
    • Relájate y déjala actuar durante 30 minutos.
    • Pasado este tiempo, retírala con abundante agua tibia.
    • Un truquito: pulveriza la Leche virginal de bambú para potenciar la oxigenación de la piel.
    • La frecuencia recomendable de aplicación depende de tu tipo de piel:
      • Piel normal: cada 2 semanas.
      • Piel mixta, grasa o castigada: 1 vez a la semana.
      • Piel seca, fina o sensible: 1 vez cada 10 días.
  • EN POMADA (Para potenciar la acción reafirmante, antimanchas, cicatrizante y calmante)
    • Aplícala por la noche, después de la limpieza, realizando un suave masaje, hasta que se absorba por completo. Déjala actuar toda la noche y límpiate el rostro por la mañana de manera normal.
    • Si quieres tratar comedones, manchas, granos… aplícala tres veces por semana en esas zonas y déjala actuar toda la noche.

IMPORTANTE: al ser un producto muy activo puede producir, ocasionalmente, en las pieles más sensibles, una acción calorífica; al ser retirada, podrías notar un enrojecimiento de la piel que no debe alarmar. Esto se debe al gran poder de la mascarilla, que favorece la circulación periférica y por tanto, la oxigenación de la piel, que es beneficiosa y muy saludable. El enrojecimiento, desaparecerá en unos minutos.

Clemen-tips

  • Se trata de un formato muy generoso, sólo lo recomendamos si ya has probado la Mascarilla de 50ml y sabes que le darás uso constante y frecuente, de lo contrario el formato más pequeño se ajustará mejor a tus necesidades.
  • ¿Sabías que Dulkamara no usa emulgentes (*) en sus productos y por eso hay que agitarlos siempre antes de usar? Cuanto menos emulgentes… ¡más espacio para principios activos!.
  • Te contamos cómo actúa por dentro la mascarilla cuando la aplicas “en capa”, fíjate qué curioso, es toda una experiencia:
    • 1ª fase (0-10min): el primer grupo de plantas comienzan el trabajo vascular con un efecto vasoconstrictor, que puede hacer que sientas un agradable frescor.
    • 2ª fase (10-20min): el segundo grupo de plantas realiza una acción de vasodilatación, generando un aumento del flujo sanguíneo en la zona tratada. Como consecuencia, puedes notar más calor y más rojez. Incluso algunas personas notan una ligera palpitación por el gran movimiento linfático y sanguíneo. Es acción, NO reacción.
    • 3ª fase (20-30min): el último grupo de plantas y arcillas reequilibran el flujo sanguíneo, y añaden un efecto calmante.
  • Para aplicarla en forma de pomada, puedes mezclarla con el Aceite revitalizante para facilitar el masaje.
  • Si has tenido un día de especial fatiga, agobio, estrés… úsala en forma de pomada y déjala actuar por la noche.

(*) Los emulgentes son las sustancias que se utilizan en cosmética para unir la fase acuosa con la fase oleosa y formar esa textura de crema. Si no, veríamos por separado las dos fases, como pasa por ejemplos con los desmaquillantes de ojos bifásicos.

Marca

Desde el pirineo navarro, Dulkamara nace de cultivos biodinámicos, plantas silvestres, recolecciones programadas, selectos aceites vegetales vírgenes de primera presión en frío, aceites esenciales de excepcional calidad…

Con respeto y cuidado rescatan la esencia de cada planta desde su raíz, yemas, médula…, donde se acumula su riqueza, para transmitir a la piel la máxima eficacia. Procesos de elaboración físicos, bio-fermentaciones lentas y meticulosas, maceraciones, mezclas, extracciones y ciclos de transformación natural, que mantienen intactas las propiedades de las materias primas, con el objetivo de preservar todas y cada una de sus cualidades naturales.

El bambú es la estrella indiscutible en sus formulaciones. Evoca la flexibilidad, la adaptabilidad y resistencia al medio, facultades básicas que trasladamos a la piel; generoso en oligoelementos libera, entre otros, silicio, esencial para fortalecer la retícula del tejido conjuntivo, soporte cutáneo. Este incomparable elemento del Reino Vegetal enriquece, como denominador común, su gama de productos aportando excepcionales cualidades y potenciando las de otros ingredientes. La piel se beneficia ganando resistencia y flexibilidad, facultades propias de la juventud.

La naturaleza se recrea en los cosméticos Dulkamara, verdaderas joyas vegetales que atesoran activos y nutrientes totalmente afines a la piel.

Dulkamara: Alta cosmética ecológica.

Opiniones


No hay reseñas todavía.

Sé el primero en opinar “Mascarilla 125ml”


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR