Desde el pirineo navarro, Dulkamara nace de cultivos biodinámicos, plantas silvestres, recolecciones programadas, selectos aceites vegetales vírgenes de primera presión en frío, aceites esenciales de excepcional calidad…

Con respeto y cuidado rescatan la esencia de cada planta desde su raíz, yemas, médula…, donde se acumula su riqueza, para transmitir a la piel la máxima eficacia. Procesos de elaboración físicos, bio-fermentaciones lentas y meticulosas, maceraciones, mezclas, extracciones y ciclos de transformación natural, que mantienen intactas las propiedades de las materias primas, con el objetivo de preservar todas y cada una de sus cualidades naturales.

El bambú es la estrella indiscutible en sus formulaciones. Evoca la flexibilidad, la adaptabilidad y resistencia al medio, facultades básicas que trasladamos a la piel; generoso en oligoelementos libera, entre otros, silicio, esencial para fortalecer la retícula del tejido conjuntivo, soporte cutáneo. Este incomparable elemento del Reino Vegetal enriquece, como denominador común, su gama de productos aportando excepcionales cualidades y potenciando las de otros ingredientes. La piel se beneficia ganando resistencia y flexibilidad, facultades propias de la juventud.

La naturaleza se recrea en los cosméticos Dulkamara, verdaderas joyas vegetales que atesoran activos y nutrientes totalmente afines a la piel.

Dulkamara: Alta cosmética ecológica.

Leer más
Leer menos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR