4 tips para entender la limpieza facial

Los que ya nos conocéis, sabéis de nuestra obsesión por mantener una correcta higiene facial si queremos conseguir una piel saludable. Es para nosotros el único paso imprescindible que todas las personas deberían incluir en su ritual de cuidado diario, le preocupen o no las cuestiones cosméticas:

  • Si le das importancia a la belleza de tu piel, cualquier tratamiento que te hagas carecerá de sentido si no lo realizas sobre la piel limpia; puedes usar cremas, sérums, mascarillas ultra hidratantes y regeneradoras, pero como falle la base sobre la que todo eso debe asentarse, no conseguirás sino malgastar tiempo y dinero.
  • Si la estética no es algo que te quite el sueño, tampoco debes dejar pasar la limpieza diaria, del mismo modo que te das una ducha después de hacer deporte, o cuando vuelves de la playa.

En ambos casos, deja a un lado la pereza, porque te lleva menos tiempo hacerlo que pensarlo 😉

Por otro lado, entendemos que hoy en día hay tantos productos diferentes, que diferenciar unos de otros puede resultar complicado para el común de los mortales (salvo para quienes estáis al día de las tendencias cosméticas), saber elegir los productos apropiados. Por eso queremos echarte una mano si alguna vez te has hecho alguna de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo y cuándo debo usar un exfoliante?
  • ¿Hay que limpiarse de día y de noche?
  • ¿Cuál es el mejor limpiador?
  • ¿En qué se diferencia una mascarilla de un exfoliante?
  • Uso toallitas desmaquillantes todos los días, ¿eso es bueno?

Vamos a intentar darles respuesta utilizando para ello un ejemplo práctico de lo que podría ser un ritual de limpieza básico, rápido y sencillo:

  • Por la noche: es fundamental limpiar bien el rostro antes de irse a dormir. Tanto si te maquillas, como si no (esto incluye a los chicos), es necesario eliminar de la piel la cantidad de impurezas, polvo, polución, humos, maquillaje, grasa, sudor, etc… que ha ido acumulando durante el día. Para realizar esta limpieza elige el producto adecuado para tu tipo de piel, el que más cómodo te resulte, más a gusto te deje la piel, o más disfrutes: leche, gel, espuma, aceite, bálsamo, jabón, etc… La diferencia entre todos ellos es la textura, pero cualquiera te va a limpiar perfectamente; si tienes la piel seca, es más probable que te gusten las texturas más untuosas como una leche, un aceite o un bálsamo, y por el contrario, si tienes tendencia grasa, normalmente suelen apetecer más las texturas jabonosas como el gel, la espuma, o la jaboneta. Si vas a la tienda, la persona que te atienda, te asesorará sobre esto. Si compras online, encontrarás esta información en las fichas de producto. Este paso no te llevará más de 2 minutos.
    • En el caso de las mujeres que se maquillan, cada vez son más las que lo hacen en dos pasos: primero usan un agua micelar o un aceite que encapsule el maquillaje, y terminan la limpieza con un producto jabonoso. Aunque este paso no es imprescindible, incorporarlo únicamente añadirá 2 minutos a tu rutina.
    • Nota: las toallitas desmaquillantes son una buena alternativa para esos momentos en los que no tienes agua a mano, o como paso previo al lavado “de verdad”, pero son insuficientes para realizar una buena limpieza diaria. Además, ten en cuenta que las toallitas llevan detergentes, y dejarlos sobre la piel, no aclararlos, no es una buena idea. Sí, sabemos que estás pensando en esas noches interminables, de fiesta, cuando lo último que apetece al llegar a casa es limpiarte la cara formalmente. En ese caso vale, siempre será mejor usar toallitas que dejarse la suciedad en la cara (y en la almohada 😉 ).

      Espuma limpiadora equilibrante de guayaba para piel mixtagrasa 177ml John Masters

      La espuma equilibrante de guayaba de John Masters, un “must have” para pieles mixtas y grasas.

  • Por la mañana: a no ser que tengas una piel muy grasa, pensamos que no es igual de necesario que por la noche usar un producto limpiador, ya que después de dormir en tu casa y sobre sábanas limpias, tu piel no acumula la misma suciedad; con un chorretón de agua tibia que además te ayude a despejarte y un chorretón de agua fresca después, es suficiente. En el caso de que segregues mucha grasa durante la noche, puedes limpiarte el rostro con un producto suave.
  • 1 vez a la semana: usa un exfoliante no agresivo que te ayude a retirar las células muertas que pueden quedarse adheridas en la superficie de la piel.
    • A medida que envejece la piel, es más necesario utilizar exfoliantes regularmente, porque nuestra piel va ralentizando su ritmo de renovación, haciendo que se acumulen en la superficie las células queratinizadas (células muertas), por lo que la piel se ve apagada, falta de luminosidad, y se acentúan surcos y arrugas.
    • En el caso de las pieles más grasas es importante realizar una exfoliación semanal, ya que las células muertas se pueden quedar adheridas a la propia grasa.
    • Una piel seca podría reducir la frecuencia a 1 vez cada dos semanas, pero también debe exfoliarse para que luzca sana y brillante.
    • Este paso te llevará 2 minutos escasos.
    • Nota: existen exfoliantes en forma de mascarilla, pero no los confundas con el siguiente punto, que son las mascarillas purificantes.
Exfoliante iluminador de kukui y jojoba 75ml Pai Skincare

Exfoliante extra suave para pieles sensibles de Pai Skincare

  • Y por último llegamos a la mascarilla purificante o desintoxicante. Este producto es más adecuado para las pieles mixtas y grasas, ya que con ella conseguimos limpiar en profundidad los poros, no sólo la superficie de la piel. Úsala 1 vez por semana si tienes la piel normal o mixta, y 2 veces si la tienes grasa o acneica. Normalmente las mascarillas se dejan actuar unos 10 minutos y se retiran después con agua. Puedes aprovechar el fin de semana para hacerla; ten en cuenta que mientras la llevas puesta, puedes seguir haciendo tus cosas, por lo que apenas te quitará tiempo.

    La mascarilla detox de Mádara, purifica y remineraliza la piel

Ya ves que no es tan difícil ni costoso en tiempo mantener una buena rutina de higiene. Los beneficios son muchos y cuando te acostumbras, no puedes pasar sin tu momento de mimarte y cuidarte, y esa sensación que produce tener la piel completamente limpia.

Disfruta también de la limpieza facial y … Be Clementine!

por Clementine

www.beclementine.com

Deja un comentario